Printer-friendly versionPrinter-friendly version

La globalización ha llevado al aumento de las zonas de procesamiento de exportaciones (EPZs) en países pobres a través del mundo. Estas industrias son altamente dependientes de mujeres trabajadoras no especializadas y las mujeres frecuentemente constituyen alrededor del 70-90 por ciento del total de la fuerza laboral en las EPZs a través de Asia, Latinoamérica y África.

Mientras el aumento a fuentes de trabajo ha proporcionado nuevas oportunidades económicas y sociales para mujeres pobres, los trabajos que ellas ocupan se mantienen sin ser regulados e inestables. A las mujeres trabajadores se las niega sistemáticamente sus derechos a un salario fijo y  horas de trabajo habituales; a trabajo igual, igual salario; contratos permanentes; ambientes laborales seguros y sin riesgos; y libertad de asociación.  El acoso sexual en el lugar de trabajo y violencia sexual relacionada con el trabajo, es una forma especialmente atroz y extendida de la discriminación contra las mujeres. Relaciones sexuales y pruebas de embarazo forzadas, que llegan a ser una condición previa para el empleo, reducen significativamente la capacidad de una mujer para demandar un salario digno y salir de la pobreza. Organizarse contra tal abuso es también especialmente difícil para las mujeres, a causa de la subcontratación y otras formas del trabajo flexible.

A través de los años, la campaña de Derechos para Mujeres Trabajadoras del ILRF (RFWW) ha buscado reunir a aliados en países en vía de desarrollo  para promover remedios viables para el problema de acoso sexual y la violencia en el lugar de trabajo. Hoy, ILRF extiende el alcance de su Campaña de RFWW para identificar el vínculo  entre la violencia sexual en el lugar de trabajo, las infracciones más amplias de derechos laborales y para promover las estrategias que mejorarían los derechos económicos y sociales de las mujeres trabajadoras. ILRF también está  comprometido a desafiar la naturaleza sexista del comercio internacional y de grandes detallistas, para defender los derechos de las mujeres alrededor del mundo.