Printer-friendly versionPrinter-friendly version

Alrededor del mundo, miembros de sindicatos son blancos de violencia gubernamental y paramilitar.

El derecho a organizar sindicatos es protegido bajo varios documentos legales internacionales. La Libertad de asociación y el reconocimiento efectivo del derecho a la negociación colectiva es uno de los cuatro estándares de trabajo de centro reconocidos por la Organización Internacional del Trabajo (OIT). Además de apoyar el derecho a la libertad de asamblea y asociación pacífica, la Declaración Universal de los Derechos humanos protege específicamente los sindicatos en el Artículo 23, sección 4, indicando "Toda persona tiene derecho a fundar sindicatos y a sindicarse para la defensa de sus intereses”.

Bajo la amenaza de violencia, es imposible para los trabajadores ejercitar sus derechos de organizarse libremente. La Confederación Internacional de Organizaciones Sindicales Libres en el sondeo global de derechos sindicales y estadísticas encontró que en el 2006:
• 144 sindicalistas fueron asesinados por defender los derechos de los trabajadores
• más de 800 sindicalistas fueron víctimas de asaltos violentos
• 4,959 activistas sindicales fueron detenidos
• cerca de 9.000 trabajadores fueron despedidos por su participación en la organización de sindicatos
• Cerca de 500 activistas fueron detenidos por su trabajo sindicalista

El ILRF se opone enérgicamente a todas las formas de represión y violencia contra activistas sindicales.

Si su sindicato está enfrentando represión o violencia a causa de su organización por favor contacte al Asistente de Campañas del ILRF Tim Newman.